7.-COMPLEMENTOS.
Actualmente, el microscopio es un aparato que se integra en los laboratorios como un instrumento más dentro del mismo.Las muestras que se estudian en el han sido pre-paradas según procedimientos y técnicas en las que se implican numerosos dispositi-vos y pequeños aparatos multifuncionales.Sin embargo, en sus principios en los siglos XVIII y XIX el microscopio fue un nuevo instrumento que se manejaba, en la mayoría de las ocasiones, por personas curiosas o aficionadas a conocer mejor la naturaleza. Estos, lógicamente, carecían de los instrumentos e instalaciones para preparar las muestras a observar,por ello los primeros aparatos se acompañaban de un mínimo de instrumentos o complementos para poder utilizar prácticamente los microscopios.
Los tres pequeños instrumentos indispensables para realizar observaciones de muestras tomadas directamente de la naturaleza son: las pinzas (fórceps), las agujas con mango de hueso o marfil y las pequeñas pinzas fijas o de presión continua que se instalaban mediante un eje en el borde de la platina y permitían sujetar pequeñas muestras. Estos tres instrumentos podemos observarlos en la figura inferior en un microscopio portátil de Whitering y en el esquema de un primitivo modelo de Culpeper.

Otros dos pequeños instrumentos que acompañaban al microscopio solian ser: los portaobjetos para colocar las muestraspara su observación, inicialmente eran piezas rectangulares de hueso o marfil con tres o cuatro orificios con un fondo trasparente, muy fino, de mica y sobre el que se depositaban las muestras a observar.El siguiente aparato que era indispensable era el “live box” o cajita para observar organismos vivos.Solia ser de laton con un orificio central con fondo de cristal y paredes elevadas para que no escapara el pequeño animal,tambien se hicieron cajas con las paredes de cristal y bordes de latón.En las dos imágenes inferiores podemos observar: en la primera que corresponde a un modelos Culpeper, varios portaobjetos y dos pinzas ,una de ellas de tipo fijo. En la segunda cuatro tipos de “live box”.


En este modelo portátil de Jones se pueden observar los complementos citados.

Sistemas de iluminación. – Estos constituyeron un grupo muy importante de comple – mentos, inicialmente fue para conseguir luz incidente. Se desarrolló un tipo de lente plano-convexa denominada“ojo de buey” (bull´s eye)que consigue la convergencia de los rayos de luz sobre el objeto en observación.Los dispositivos con estas lentes podemos clasificarlos enindependiente, con pie, estos llegaron a tener un tamaño considerable con lentes de hasta siete centímetros de diámetro (fig.7 y 9 de la lámina inferior). El otro tipo, de menor tamaño, se fijaban en el propio aparato, bien en la parte frontal en el tubo óptico o más frecuentemente en el borde la platina (fig.10 de la lami na inferior). Los otros dos dispositivos son el espejo de Lieberkühn, es una superficie circular cóncava que rodea al objetivo y centra su iluminación sobre el punto de observación (en la lámina inferior son el numero 11). El otro es una sección de un espejo cóncavo de superficie reflectante que mediante una extensión se maneja para iluminar el porta objetos y que se fija a la platina mediante un vástago ( figuranº 1 de la lámina inferior).

Figura inferior.Complementos del microscopio “The most improved” de William Jones ,nº 45b de esta colección. Se pueden observar los diferentes objetivos,los portaobjetos de marfil, las lentes auxiliares de iluminación y una chapa rectangular de latón con una cinta verde de sujeción para experimentar con animales vivos,ranas especialmente.
Mas abajo podemos observar una lámina con los modelos “improved” y “the most im -proved” de Williams Jones, aunque en este caso fabricados por Martin y Adams.

    

Equipo de filtros para el diafragma de este condensador complejo. Imagen inferior conjunto de complementos de un gran microscopio inglés.

Conjunto de complementos del modelo “Premium” de Henry Crouch. Estos complejos y costosos equipos eran extraordinarios regalos para personas de elevado nivel social y que usualmente no los utilizaban, por lo que han llegado hasta nosotros en un estado impecable sin señales de uso.( Nº 92 de la colección Perea Borobio). Fig inferior otro ejemplar similar.