Este microscopio monocular fue fabricado por Henry Crouch con el nº 9.654. En 1900 debido a problemas económicos Crouch vendió la empresa a Mawson & sons, aunque él siguió dirigiendo la fabricación con los nuevos dueños hasta 1907.

Es un ejemplar complejo y extraordinario. Incorpora una serie de avances como sus sistemas de enfoque macro y micrométrico, un condensador con lente y diafragma, que se puede aproximar verticalmente, y un espejo de doble cara. Tiene un revólver con tres objetivos; dos de ellos son compuestos. Su estativo es de tipo inglés, un trípode con el apoyo trasero en forma semicircular. Mide 34 cm de alto.